lunes, 4 de junio de 2007

Películas anti-solares: Todo el calor no viene de la sábana

No me molesta que Anton, el director de la Comisión de Tránsito del Guayas, ya no nos permita usar películas anti-solares. No me molesta que la comisión no haya dado permisos desde octubre, dándonos a los usuarios de películas dolores de cabeza (hasta hoy, porque hoy "caduca" cualquier permiso.) No me molesta que esta medida viene siendo planificada, como se puede asumir, desde octubre. No me molesta haberle puesto películas oscuras a mi carro en "Protemax", donde gasté $300 dólares. No me molesta haber "negociado" varias veces entre Octubre y hoy para mantener mis polarizadas, pues yo, como todos los usuarios, "esperaba" a que vuelvan emitir permisos.

No me molesta que se crea que la solución al asalto 'express' es quitar las películas anti-solares. No me molesta que la policía se haya inventado que el 90% de los asaltos de esta modalidad fueron a carros con vidrios polarizados. No me molesta que la ley reconozca a sólo los más altos funcionarios del estado como los únicos merecedores de películas anti-solares. No me molesta saber que la ley distingue a dos tipos de ciudadanos, cada uno merecedor de diferente seguridad. No me molesta que mi viejo tenga cáncer en la piel. No me molesta padecer de foto-sensibilidad. No me molesta saber que seguramente padeceré de cáncer a la piel y que una forma de prevenir esto es usando polarizados, y que aunque aun no tengo la enfermedad bien es sabido que la mejor forma de curación es la prevención.

No me molesta que las grandes perjudicadas de esta medida sean las mujeres. No me molestará cuando detengan mi vehículo sólo porque voy con tres amigos. No me molesta que si ahora soy víctima de un secuestro express y la policía lo detecta tengo más posibilidades de acabar muerto que antes. No me molesta que el origen del problema es que el sistema judicial haya tenido un año sin sentencia a los cabecillas de las bandas, quienes ya habían sido capturados (i fueron recientemente puestos en libertad). No me molesta que la comisión de tránsito le dé a la policía del guayas potestad sobre los permisos para las películas. No me molesta que la comisión de tránsito se meta en asuntos que son netamente de la policía.

Me molesta que mis hermanos guayaquileños crean que eliminar los vidrios polarizados es el santo remedio para el hampa. Me molesta que ningún medio haya sacado a la luz las falencias del programa de la CTG. Me molesta que nadie haya abierto la boca. Me molesta de sobremanera haber creído que nosotros éramos gente aguerrida, pensante, analítica. Finalmente, me da pena que hay una buena posibilidad de que mañana el crimen se ingenie algo más peligroso que retenernos cuatro o cinco horas haciéndonos dar vueltas a la ciudad- y que nos demos cuenta de nos quedamos un poco peor que antes.

7 comentarios:

Autómata dijo...

la plena que es una "medida" cojuda... como muchas otras del calibre de los añadidos en los pasos a desnivel, los derechos de admisión del malecón, lo de no más de un pasajero en las motos (por cuestiones de seguridad completamente de acuerdo, pero esa no fue la causa según la CTG), ahora ya no se podrá dejar nada en el carro ni pasar desapercibido y se generalizará el uso de las mangas de taxista...

cdifficile dijo...

'me molesta pensar que nosotros éramos gente ...pensante, analítica...'

pregunto: ¿quiénes éramos ese 'nosotros'? ¿los guayacos?

Jorge Luis Pérez dijo...

Nosotros los curas benedictinos. I es "Me molesta de sobremanera haber creído que nosotros éramos gente aguerrida, pensante, analítica." Como la canción: "bien franco i muy valiente jamás siente temor frente la autoridad de la comisión de tránsito del guayas".

Anónimo dijo...

la medida lo que ocasiona es aumentar la inseguridad, por algo se llaman peliculas de seguridad antisolares, que nos ayudaba a protejernos no solo del sol sino tambien cuando manejamos nuestro carro para que no vean que estamos solos, y los ladrones aprovechen de esto para robarnos o subirse a nuestro carro , ya no nos mandaran atras durante el secuestro express ahora seremos participes de ello , pues no llevaran adelante y nosotros haremos la funcion de choferes.

Amarantina penumbrosa dijo...

jajajaja "gente aguerrida"
en dónde vives?

viceversa dijo...

Los guayaquileños nos tragamos todos los que los medios dicen. TODO. Da miedo.

Cronista dijo...

Los guayaquileños nos comemos el cuento de que somos así, cuando en realidad nos mangonean un par de iluminados. Allí está el iluminador mayor, desde la alcadía diciéndonos cómo debemos ser ciudad y cómo debemos ser los guayaquileños... salir a protestar cuando él ordena salir... así es el paísito llamado Guayaquil..

Publicar un comentario