domingo, 25 de noviembre de 2007

Dios entre Nosotros: La Palabra del Día

Hermanos: Oremos. La palabra de hoy nos enseña que nuestro Rey, Dios, está entre nosotros. Está Él en la mirada de los niños i en la paz de la tarde. Dios está en nuestras bocas i detrás de las sombras. Está en la miseria i en la alegría- en todos cuanto podamos apreciar. Dios es Rey tanto a la luz como en las tinieblas i su obra es tangible en el reflejo de cada color. Él está entre nosotros. Por eso debemos vivir siempre en cuenta de estamos en Su gracia i Su merced. No sólo en las acciones, sino también en el pensamiento el propósito de cada uno de nosotros debe ser fijado en consideración a la vigilia constante del señor, pues de su gracia que la vida nos es posible.

El prójimo es, de todos los lugares, donde Dios más gusta residir. Por eso es que hay que tratar a nuestros hermanos como si de las manos de ellos dependiera nuestra vida. De cierta forma, esa es la realidad, después de todo. En el prójimo está Dios, pero también está uno mismo. Entonces cuando la cortesía reine en el trato que les damos a los demás, estaremos alimentando un poco de nuestra propia alma i dándole mejor trato no sólo al prójimo, sino también a Dios. Ahí está importancia de la cordialidad- con ella veremos que todas las puertas se nos abren- incluyendo las puertas del mismo cielo.

3 comentarios:

Vic dijo...

??? O_O
Tu es rentré chez les franciscains ou quoi ?

kevinhurlt dijo...

oe

los nerds de psicología urbana te consideran su nuevo ídolo

*~Hija de las Luciérnagas~* dijo...

¿Qué importa si somos adventistas,
católicos o evangélicos,
si tú crees en el amor al prójimo?

¿No importa acaso que sea al cielo
a donde lleguemos todos? ¿Procuras
amonestar al mal, o sólo sonreír
con hipocrecía?

Un adventista, es un cristiano y ama a Jesús,
cree en la Palabra de Dios y mediante
ella es profetizada su venida.

"Eterno" es usado en la Biblia para
determinar que los "resultados" sean para siempre.
Los perdidos morirán para siempre, no por siempre.

Dormir, ¿Sabes tú algo del mundo cuando duermes?
Así mismo están los muertos,
pues su alma no se descompone
como su cuerpo.

El Dios que ambos conocermos,
es amoroso,
pero nada sacamos con separarnos
en desinformaciones,
acerca de otras religiones.

Quiero pensar que este es un
buen Blog.


Adiós!

Publicar un comentario