sábado, 10 de febrero de 2007

Correa será árbitro en el encuentro Nacional - Emelec

 ¿Su novia y usted discuten demasiado? ¿El vecino está aparcando muy cerca de su casa? ¿Su jefe no lo aprecia cuando trabaja? ¡Tranquilo, señor ecuatoriano! Nuestro presidente Rafael Correa anda suelto- está por ahí viendo donde nomás se puede meter (y se puede meter en todo por ser él el Presidente y en todo se meterá por ser una gran metiche). Hoy ya lo verán nomás en el partido Nacional - Emeléc haciendo las veces de árbitro-- porque luego, claro, nadie iba a pitar bien en el partido. ¿De qué sirven los árbitros oficiales certificados por la FIFA? Esos gordos, feos y malos no pueden hacer las cosas con el talante, con el talento, con la gracia y facilidad que las puede hacer nuestro propio Rafael Correa.

Cuidado, eso sí, que Correa no impondrá orden por medio del pito, sino por medio de la palabra. Apenas Caicedo lo mire medio mal a Ladines Correa estará ahí hablando de cómo todos somos hermanos y debemos de integrarnos. Cuando Benitez haga un gol Correa rápidamente le indicará a Ibarra que se deje de hacer un tanto de Montero, pues los goles son bienes a los cuales todos tenemos derecho y no es posible que un equipo reciba más que el otro porque cuando empiezan están en igualdad de condiciones y así deben de acabar. Ganará, entonces, no quen haga más goles sino quien mantenga más feliz al árbitro. Por ejemplo, digamos que Corozo empieza jugando de defensa lateral y luego pasa a central... ¡Ahí ya están perdiendo puntos frente a los ojos de Correa! Él quiere que nadie nunca cambie de opinión y de postura, así como él se mantiene fiel a su palabra. Cuidado, entonces con desagradarle.

Y que no se diga que Correa favorecerá a Emelec, no. Correa es un juez imparcial, una persona de justicia, un derrochador de moral, un abogado de igualdad y un hado-padrino de la sociedad. Quien se atreva a decir que Correa está haciendo mal su labor de árbitro será rápidamente sacado por las greñas del estadio. Ah- y no crea que Correa estará sólo en el partido de Nacional - Emeléc, no. Correa pitará también en Ibarra y en Cuenca. Esto lo logrará a través de los medios de comunicación, quienes llevan a Correa a todos lados. Como se dijo ya, no habrá partido en que nuestro presiente no meta mano (figurada). Él tiene que estar en todo porque prometió llevar al país de la mano al progreso. ¿Cómo van a creer que Correa no cumplirá con su palabra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario