martes, 30 de enero de 2007

Carta de un Diputado

Señor Presidente:

Por medio de la presente planteo ante usted la necesidad que tenemos nosotros los diputados de que se nos aumente el sueldo. Como se demostrará a continuación, nuestro salario de tres mil ochocientos dólares no es una remuneración justa por nuestra labor.
El gobierno de nuestro actual presidente, Correa, lleva ya casi 25 días. En estos días nosotros hemos trabajado arduamente. Nuestra función hasta ahora (que bien podría parecer poca pero, como verá, muy bien empleada) ha consistido básicamente en PELAR LA VERGA. Así es: Nos hemos enfocado en NO representar al pueblo ecuatoriano, sino más bien satisfacer nuestras propias necesidades. Por esta linea creemos que es coherente que ahora nos subamos el sueldo, pues esto también satisface a nuestras necesidades egoístas. Concretamente, no hemos hecho ABSOLUTAMENTE NADA- cosa que históricamente hemos hecho (o mejor dicho, no hecho) desde tiempos inmemoriales. Es hora de que se nos recompense por no hacer nada. Es hora de un salario justo i digno.
Es complicado no estar de acuerdo con el presidente i tratar de imposibilitar sus propuestas. Verá usted, nosotros tenemos la firme creencia de no colaborar en ABSOLUTAMENTE NADA ayuda a nuesto querido país i por eso, dado a que lo hemos hecho tan bien, queremos que se nos suba el sueldo.
Mirará usted: nosotros, pobrecitos, tenemos como mínimo dos casas i usted sabrá que mantener una vivienda cuesta. A parte de eso tenemos que comprar comida, gasolina i gastar en la educación de nuestros hijos. A duras penas podemos cubrir nuestros gastos (mas el ahorro que obligatoriamente tenemos que hacer en esa cuenta en las islas Caimán que como usted conoce, todos tenemos en caso de que nos debamos de ir repentinamente) con esta mísera cantidad.
No tema usted, que los mil dólares que ganaremos de extra serán bien empleados. Más dinero nos motivará a seguir PELANDO LA VERGA i además servirá para mantener a nuestras mozas, nuestros bastardos, i nuestros traseros sobre un 4x4 del año (los cuales, cabe recalcar, consumen mucha gasolina. Cara gasolina).
Creo queda justificada la decisión de nuestra alza de salario. Pero cuidado, no se vaya a interpretar esto como que ahora todo el país deba de decidir cuanto gana. ¡Imagínese usted que mañana los profesores quieran ganar 400 dólares! ESO sería completamente injusto. Es por esto que es se DEBE mantener los salarios de miseria del resto mientras nosotros nos seguimos llevando todo el dinero. Dinero que nos ganamos honestamente con nuestra labor, dinero con el cual seguimos representando al pueblo (pueblo que ni bolsa va a ganar lo que ganamos MERECIDAMENTE nosotros). Es pues lógico, justo, i necesario.
Patria i Libertad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me hackeaste mi email i copiaste el email que le mande al presi...

- Sylka

Publicar un comentario