jueves, 4 de enero de 2007

126

el parpadeo de un suspiro
que te dedica el tabaco
ya enredado en el vino
que nos regala el buen baco
marcha con tino a tus brazos-
una vez ahí él se duerme
para esfumarse sollozando

¿por qué tendrá que disolverse
i así irse triste dejando
ese mi olor a deseo
i el color que da tus brazos
para sentir que ya te beso
cuando aquel humo tan blanco
termina enredado en tu pelo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario