martes, 7 de noviembre de 2006

¡Al Predicador Evangélico Ted Haggard le Gusta que se la Claven Mientras se Mete Drogas!

Una buena razón para ser ateo: Ted Haggard, ex-predicador de la iglesia evangélica. Por el día Ted Haggard hablaba en contra de el matrimonio homosexual, pero por la noche su amante se la ponía. ¡Qué mal que está vida! Está mal ser maricón. Está mal ser evangelista. Es mucho peor ser las dos cosas a la vez- pero Ted era todo eso i encima era PASTOR de la iglesia. Ted seguro va a tener una sala VIP en el infierno por lograr combinar tanta asquerosidad en una sola vida.

A parte de ser todo lo que ya se ha dicho, Ted Haggard es también mentiroso- i no hay nada peor que mentir. Cuando su amante lo acusó, el tres de noviembre, Ted dijo que nunca había visto a su acusador i negó todas las alegaciones. Días después Ted se declaró culpable- i se tuvo que declarar así porque no pasó una prueba de polígrafo (una de esas pruebas con maquinitas que detectan si mientes o no.) Claro, según el man hizo lo que hizo porque al pobre lo atormentan demonios i tiene él un lado oscuro contra el que lucha día tras día, etc. etc. etc. ... Todas estas defensas son simplemente una sarta de excusas ya que, según su acusador, Haggard ya llevaba tres años con él i se veían una vez al mes. Un resbalón del camino de Dios es cosa de una sola vez-- sí es en cuotas mensuales es otra cosa; Haggard era reincidente.

En fin, hoy el mundo me dá asco. ¿No se supone que estos pela-gavardinas de los religiosos tienen que ser mejor que nosotros? El problema es que por un pastor que es así, se mancha la reputación de 1000 sacerdotes que sí llevan una vida respetable. Pero bueno, así pasa cuando eres parte del club Iglesia.