viernes, 24 de febrero de 2006

Querida Sasha:



Querida Sasha:

Quiero que estés tranquila. No importa que no hayas ganado la medalla de oro; igual te quiero. No creas que te voy a dejar sólamente porque te caíste dos veces... Ò porque piense que Irina merecìa tu medalla.
Seguramente te caíste por falta de concentraciòn; mi amor, te dije que no fue tan grave la pelea que tuvimos el otro día... Està bien; puedes ponerte la falda del tamaño que quieras... Igual yo sè que tu me quieres. Bueno mi amor, cuídece mucho. Cuidado se me resfría.
Te Quiere,

Jorge

No hay comentarios:

Publicar un comentario