miércoles, 28 de diciembre de 2005

Haciendo Milagros

No, lamento decepcionaros, no es un post religioso. El logro sobre el cual escribo es justamente estar escribiendo ahora. Tener resaca i escribir... Concentrarse en recontar en abundancia los detalles del la noche de ayer... Definitivamente una entretenida i recomendable actividad para todos ustedes.

Empiezo yo. Ayer volví a donde no pensé que iba a volver: a llamar a la ex novia i trabajar en quitar el ex de su nombre profesional... Ó quizá en poder decirlo sin que duela. Luego, porque así piensa el hombre soltero, procedo a llamar al Plan B. El plan B coopera a mis avances i gano terreno. Satisfecho, me olvido del Plan C (el que casualmente había insistido más toda la noche).

¿Entonces? ¿Por qué he buscado volver a los recuerdos en vez de nuevas memorias? ¿Tendencia? ¿Por qué la ménos interesada en mi es la que recibe más atención i la más fácil la omito del todo? ¿Por qué tantas preguntas retóricas?

Su turno.

martes, 27 de diciembre de 2005

Dos Mundos

Escribir sé. Eso puedo. Desafortunadamente, si uno quiere escribir en una bitácora, tal como lo hago ahora, deberá aprender algo más que escritura. Tendrá que aprender a entenderse con este lenguaje ajeno de la informática. Deséenme suerte, mientras me esfuerzo por entender qué tengo que hacer para que todo esto se presente de una forma agradable.

Quizá es por que me no me embarqué en el bus a tiempo i me he quedado olvidado en la obsoleta máquina de escribir; ó bien debatirse con la informática i querer salir ganador está reservado únicamente a los adeptos de la materia informática...

En fin, ruego comprensión.

No soy adepto.